CARLA GUELFENBEIN Y SU BOLERO LLENO DE INTRIGA

Por Isabel Uribe Moya

Carla Guelfenbein alfaguara
Foto. Editorial Alfaguara

Una novela con nombre de bolero ha ganado este año (2015) el premio Alfaguara y lo lleva de nuevo a tierras latinoamericanas. Se trata de Contigo en la Distancia de la escritora chilena Carla Guelfenbein. Según el jurado, “es una novela de suspense literario construida, con gran eficacia narrativa, en torno a un memorable personaje femenino y al poder de la genialidad. La autora ha sabido entrelazar amores y enigmas con una escritura a la vez compleja y transparente. Tres voces muy bien ensambladas iluminan las zonas oscuras de la mentira y de la verdad, del talento y de la mediocridad, del éxito y del fracaso. Centrada en la ciudad de Santiago de Chile, la historia abarca tres generaciones que, sin saberlo, comparten un secreto poético que es al mismo tiempo un secreto existencial”.

De origen ucraniano, Carla Guelfenbein, comparte parte de su historia con la escritora brasilera Clarice Lispector a quien reconoce como fuente de inspiración y  rinde un homenaje en esta, su quinta novela.

¿Cuál es su relación con Clarice Lispector  y por qué decide hacer de ella la base para crear al personaje de Vera Sigall?

“Descubrí su obra cuando era adolescente y simplemente me encandilé con su prosa que, en esa época, incluso ni entendía porque era una escritura tan llena de símbolos pero, sin embargo, sentía que emanaba de su escritura algo muy particular que me atraía muchísimo. De ahí en adelante empecé a buscar sus libros -no había muchos traducidos al español- los buscaba en francés y en inglés. Así fui reuniendo su obra, libros a los cuales estoy volviendo constantemente porque me inspiran, aunque mi escritura no tiene ninguna relación con la suya. Hace unos pocos años me encontré con la biografía que escribió Benjamin Moser, ahí descubrí que además de esta pasión que había tenido por Clarice, teníamos muchas cosas en común, en términos de familia. Su familia había salido de Ucrania escapando de los pogromos y mi familia también, entonces había algo más allá que me interesó y dije: De acá sale un personaje, sale una historia para mi familia también, porque yo desconozco mucho la historia de mi familia”.

Efectivamente, los abuelos de Carla y los padres de Clarice, como tantas otras familias, huyeron de la persecución judía en Rusia a principios del siglo XX. La familia de Carla llegó a Chile, la de Clarice a Brasil. Los abuelos de Carla mueren en un accidente y queda así un vacío en su pasado, un trozo de memoria familiar perdida. En su adolescencia, durante la dictadura se exilió con sus padres en Inglaterra. Su  casa había sido allanada y su madre, profesora de filosofía y militante socialista, detenida por los agentes de Pinochet.

Fue en Inglaterra donde Carla estudió, primero, biología y luego diseño. Años después, al regresar a Chile, entre otras ocupaciones, fue directora de arte y editora de moda de la revista Elle. Quizás por esa faceta en su vida también la atrajeron otros aspectos de la vida de Clarice Lispenctor.

“Lo que me llamó muchísimo la atención era quien había detrás de esas letras. En esta biografía hay muchas fotos y testimonios de la gente que la conoció y que hablan de ella como una mujer de una belleza impresionante, de un atractivo increíble. Era muy vanidosa, porque se sabía bella y ejercía el poder de su belleza. Eso hacía que tuviera una personalidad muy particular porque combinaba esta vanidad que tenía, con este talento gigantesco. Contradecía todos los preceptos de lo que debía ser una mujer intelectual o una mujer escritora en aquella época. Rompía todos los esquemas en todos los aspectos: en su persona, en su escritura. Era una persona muy dominante; estaba muy necesitada de cariño pero al mismo tiempo se alejaba de la gente; era una muy compleja. Se me reveló una persona que evidentemente no había podido dilucidar a través de sus letras”.

En la novela Vera dice “Cuando la palabra llega al papel, no es para describir algo que existía antes que ella, sino para crear aquello que describe”. Esa es frase es de Clarice Lispector.

“Esa frase es de Clarice y está ahí  porque yo también opino lo mismo. Pero eso antecede al estilo. Para mí se traduce en el método que uso para escribir. No tengo ni idea cual era el método -porque no está en las biografías- que usaba Clarice pero, me imagino que ella va creando el verbo y la historia en la medida en que se plasma en palabras, y empieza a existir cuando existe en palabras. Yo no tengo preconcebida una historia, lo que yo tengo son personajes. Todo se va formando en la medida en que la voy escribiendo y los personajes van tomando su autonomía y van interactuando unos con otros y se van revelando ante mis ojos y ante el resto de los personajes.

Aquí hay algo interesante que hice porque así como Emilia va descubriendo la relación entre la obra de Horacio y la de Vera, y va descubriendo estos hilos de oro que están mezclados en la obra de Vera y que, a su vez,  van revelando esta relación oculta y misteriosa hasta descubrir el gran secreto -que no lo vamos a decir acá- del mismo modo yo hice algo similar con la obra de Clarice. Está todo el tiempo presente en pequeños guiños. Por ejemplo, Vera dice que le gusta robar sus propias flores del jardín y hay un cuento maravilloso de Clarice donde una chica que entra a un jardín y se roba una rosa. Esa es una referencia a Clarice. El libro está lleno de mensajes que le envío a los amantes de Clarice y sólo ellos los van a descubrir”.

Contigo en la Distancia es una novela sobre el talento, el amor y las mentiras, que pretende explorar la manera en que se relacionan sus personajes y sacar a la luz sus secretos mejor guardados. La historia, narrada utilizando tres voces diferentes – masculinas y femeninas, jóvenes y mayores- es protagonizada por Emilia, una joven hija de padres chilenos exiliados en Francia, que regresa a Chile para desarrollar una tesis sobre la escritora Vera Sigall. Antes de poder entrevistarla la autora sufre un accidente que la deja en coma y obliga a Emilia a continuar su tarea indagando en los archivos personales de la escritora. A partir de ahí Guelfenbein elabora una compleja trama llena de intriga que transcurre paralelamente en los años cincuenta y en la actualidad.

Cuenta que fueron cuatro años de trabajo en esta novela. ¿Cómo fue este proceso? ¿Cómo decide la estructura y la narración a tres voces?

“He escrito cinco novelas con esta y en cada una me tardo mínimo tres años. Esta es la más extensa y la más compleja. La idea de trabajar en dos tiempos no la tenía preconcebida, sino que de pronto fue necesario describir esos años que Vera compartió en su juventud con el poeta Horacio Infante. Tuve que empezar a escribir esa historia aparte porque la voz de Horacio es muy propia de él. Horacio es un gran burgués digamos y tienen observaciones sobre el mundo que nunca podría tener Emilia, por ejemplo. Yo no podía estar cortándola para escribir otra voz. Estuve escribiéndola como ocho meses para luego retomar las voces de Daniel y Emilia.

Siendo Horacio el personaje más distante a mí, en el sentido de que es un hombre mayor, poeta, está contando desde otra época… fue la voz que menos me costó, podía conversar con él de una manera irónica y me divertí muchísimo. En cambio, Emilia me costó mucho más, las cosas que ella observa son totalmente diferentes, está en la tierra pero no está en la tierra digamos, habla en frases más cortas, más contemplativa, más asustada en general. Y la verdad es que este personajes está más cercano a mí y me costó muchísimo depurarla.”

¿Qué hay de nuevo en Contigo en la distancia con relación a sus otras novelas?

“Esta novela es una proyección de mis obras anteriores en el sentido de que no hay un corte, el mundo que me interesa y que está en las otras novelas está también en acá, son las relaciones humanas; cómo se producen los cambios en los seres humanos cuando se encuentran uno con el otro; son los secretos familiares, todo aquello que que no nos decimos, lo que no vemos. El suspenso, era algo que nunca había trabajado conscientemente y era un desafío que me quería plantear con esta novela, como poder salirme de mis propios lugares comunes para no morir de inanición. Uno tiene que estar muy apasionado con su propio trabajo para poder estar cuatro años en cuatro personajes con una sola historia”.

¿Ya está trabajando en un nuevo proyecto?

“Estoy escribiendo una novela completamente diferente, orientada a un público adulto joven. Es una novela de 4 chicos que se encuentran en un hospital psiquiátrico”.

Publicada en:

Revista SUBURBANO  (Miami EE.UU) 15/06/2015

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s